Cosa Fina

13 marzo 2006

La horma del zapato

Tras las mágicas zapatillas de rubíes de Dorothy (1939),

y los preciosos zapatos de cristal de la Cenicienta (1950),

llega esto, de la mano de Burberry (SS06):

Y es que ya no saben qué inventar.

Etiquetas:

9 Comentarios:

Blogger Surlaw dijo...

Una vez oí nosedonde, creo que en una película, que el rollo de los tacones gustaba a los tíos no sólo por la a veces útil ganancia en altura, o lo que implican en la forma de andar, si no porque gracias a ellos los gemelos de la chica se ponían en tensión y abultados, evocando una idea en el observador de 'presa que huye'.

Yo la verdad es que no dispongo de conocimientos en psicología a ese nivel, pero la teoría me hizo mucha gracia. Y esas sandalias, o como coño se les llame, van a huevo con el tema.

13/3/06 13:25  
Blogger Nikochan dijo...

Yo no entiendo cómo se puede andar con tacones. Lo intenté una vez y resultó una experiencia terrible. No se puede andar tranquilo con la sensación de que alguien intenta empujarte hacia el vacío.

13/3/06 13:45  
Blogger Surlaw dijo...

Un vídeo de eso si que molaría.

13/3/06 14:53  
Blogger Alstromenia dijo...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

13/3/06 14:55  
Blogger La wonder dijo...

Ya se pq no miro al suelo...

14/3/06 17:32  
Blogger Kahlo dijo...

Me encantan los últimos zapatos "con la mariposa" que has linkado aunque ningunos pueden superar la magía de los de Dorothy... (mmmm... cuando los veo en la foto me siento como la bruja mala del norte)

14/3/06 21:08  
Blogger Nikochan dijo...

Los de Dorothy creo que se los vi a Chiquito de la Calzada en uno de sus vídeos de chistes.

14/3/06 21:10  
Blogger Heidi dijo...

Un poco de respeto, señor Nikochan, está usted hablando de la dulce Dorothy.

14/3/06 21:32  
Blogger Nikochan dijo...

Comparar a alguien con Chiquito no es una falta de respeto. Es un piropo, señorita.

14/3/06 22:33  

Publicar un comentario

<< volver