Cosa Fina

15 junio 2006

Arte

Antes de dejar su trabajo para dedicarse a la recaudación de fondos para el hospital de su primer marido, Charlotte York regentaba una galería de arte en Manhattan. A lo largo de la serie, pues, asistimos a varias exposiciones de arte contemporáneo que, como es de esperar, darán mucho juego a las protagonistas. Sin ir más lejos, Carrie conoce al hombre por el que también dejará su empleo en una galería: Aleksandr Pretovsky que, además, resulta ser artista.

También Samantha liga en una ocasión con una artista: en “Momentos definitorios” (Defining Moments) la más abierta de las cuatro amigas iniciará una relación con María, una pintora brasileña que expone en la galería de Charlotte. En “El poder del sexo femenino” (The Power of Female Sex) Charlotte consigue, a condición de posar para él, exponer el último trabajo del pintor Morgan Neville, una representación de la verdadera esencia de la vida: el coño.

Las cuatro amigas ante el coño de Charlotte.

Esta no es la única ocasión en que Charlotte hace de modelo para un artista que expone en su galería. En “Chico, chica, chico, chica…” (Boy, girl, boy, girl…), posará travestida para la serie Reinonas del fotógrafo Baird Johnson.

Etiquetas: ,

3 Comentarios:

Blogger a lice dijo...

Adorei o teu blog!

Eu também sou fã do Sexo e a Cidade!:)

15/6/06 17:29  
Blogger Surlaw dijo...

Las tías vestidas de tío siempre han tenido morbo. Pero no vale cualquiera, claro... jjejeje

19/6/06 01:17  
Blogger Botica Pop dijo...

Carrie nunca trabajó en una galería. En todo caso, lo que deja por Aleksandr es Nueva York.
La que dejó la galería fue Charlotte y no tiene nada que ver con el Pretovsky.
Beso.

24/4/09 18:45  

Publicar un comentario

<< volver